Cabecera

CONTENIDO

VIAJE UMASAM 2018: MÁLAGA 27/09/2018

EN BUSCA DEL TESORO EN LA COSTA DEL SOL

Todo comienza el 16 de septiembre… aunque nuestra aventura empezó mucho antes, en la organización de la ruta.

Nuestra misión: encontrar un tesoro que según cuenta la leyenda, se encuentra en Tierras Malagueñas.

¿Nos preguntamos de qué tesoro se tratará? Monedas de oro, diamantes…

Capitaneados brillantemente por la Federación Salud Mental Madrid (UMASAM), 5 valientes barcos: AFAEMO, Psiquiatría y Vida, AFASAME, ASME y AFAEP; nos embarcamos en una aventura llena de ilusión, alegría, deseo y un poco de incertidumbre ante el reto de 7 días llenos de etapas diseñadas con el único objetivo de encontrar el tesoro…

Primer día: llegamos a El Morche, un lugar de la Costa del Sol, tranquilo y con el mar a nuestros pies. Nos dispusimos a desembarcar y acomodarnos en este lugar, que sería nuestro hogar por una semana.

Segunda cita: con Nerja, desde el primer momento nos cautivó este bello pueblo y aún más su maravillosa cueva. El equipo compuesto de 42 personas funcionaba, disfrutábamos del trabajo encomendado. Por la tarde nos dispusimos a ver Frigiliana, una belleza, a pesar de sus cuestas, nos enamoró este pueblo por sus flores y casas blancas. Aquí tampoco estaba el tesoro.

Tercer día: Nos vamos a la capital (Málaga)… ¡seguro que aquí está el tesoro!. No encontramos oro, pero si una ciudad preciosa, llena de magia andaluza y de arte picassiano.

Cuarto día: La expedición pone rumbo a Vélez-Málaga y Torre del Mar. En Vélez tampoco encontramos tesoro, así que nos dispusimos a ir al mar por si dentro de sus aguas los piratas habían abandonado su mercancía. Una jornada de agua y de mar muy chula, canciones en el agua y mucha diversión… ¿encantaríamos a las sirenas con nuestro canto? El hecho fue que no vimos ninguna.

Quinto día: Rincón de la Victoria, todos estábamos ilusionados, nos habían asegurado que en la Cueva del Tesoro estaba escondido… llenos de nervios e ilusionados nos disponemos a descubrir esta cueva marina, la única visitable en Europa. Nos dejó sin palabras las formas de las rocas redondeadas por años y años sumergida en el mar, las mil y una leyendas que encierra la historia de esta Cueva, desde pinturas rupestres, fenicios, piratas, musulmanes. Pero nada de monedas de oro, ni diamantes, ni piedras preciosas…

Sexto día: Torrox, Cómpeta, Sayalonga (parte de la Axarquía)… y nuestro viaje llegaba al fin. El dinero escaseaba y partíamos al día siguiente para Madrid. Entonces decidimos ir hacia el interior, para encontrar lo que no estaba en el mar. Pueblos blancos hermosos que dejaban huella que por ahí habían pasado muchas culturas y generaciones. Seguramente que ahí si estaba el tesoro que tanto buscamos, pero no estaba. Para intentar buscar que había fallado, porque no habíamos encontrado nada, nos dispusimos a celebrar la última cena de despedida y fue allí cuando nos dimos cuenta, de que el Tesoro que buscamos sí lo habíamos descubierto, es muy difícil e incalculable su valor… Se componía de respeto, compañerismo, amistad, risas, bailes y sobre todo alegría.

Gracias a la Federación Salud Mental Madrid (UMASAM) por apoyarnos en esta iniciativa, por organizarlo y por darnos la oportunidad de encontrar el Tesoro.Y gracias a todas y cada una de las personas que han contribuido con su alegría, compañerismo, disfrute, apoyo, sonrisas, etc. consiguiendo que este haya sido un viaje a recordar siempre...

GRUPO DE VIAJE

 

Pie